Las llamadas de WhatsApp para Windows Phone ya están en la beta

WhatsApp

Windows Central ha dado el aviso de que la gente de WhatsApp ha enviado una actualización a la versión beta que puede ser descargada por todos aquellos que sean parte del programa. Esta actualización, entre –seguramente– otras cosas, agrega la posibilidad de realizar llamadas entre nuestros contactos.
La característica de realizar llamadas en WhatsApp es algo que se implementó hace poco tiempo, pero que en Windows Phone por ahora no había llegado. Sin embargo los desarrolladores estuvieron trabajando en esto, y ahora el mismo ya estaría por llegar pronto a todos los usuarios de Windows Phone.
Sin embargo por ahora sólo está disponible para aquellos que tengan la versión beta de la aplicación, pero seguramente en unas semanas ya estará disponible para todos los usuarios.

Fuente :

http://www.xatakawindows.com/aplicaciones-windows-phone/las-llamadas-de-whatsapp-para-windows-phone-ya-estan-en-la-beta

El Microsoft Lumia Talkman empieza a coger forma y hace su aparición en GFXBenchmark

650 1200

A principios de este mes os hablamos de la confirmación de que Microsoft estaba preparando no uno, sino dos nuevos móviles de gama alta. Unos dispositivos con los nombres en clave Cityman y Talkman que harían las delicias de los pacientes usuarios que llevan meses esperando a que los de Redmond lancen por fin sus nuevos buques insignia.

El nombre final de estos dispositivos sigue siendo una incógnita, pero teniendo en cuenta que uno de ellos es un phablet de 5,7 pulgadas y el otro un móvil de 5,2, muchos apuestan por que sean los Lumia 940 XL y 940. Hoy el más pequeño de ellos, el Lumia Talkman, ha hecho su aparición en GFXBenchmark dándonos nuevas pistas sobre su posible hardware.

Captura De Pantalla 18

Lo primero que nos llama la atención al visitar el perfil de GFXBenchmark es que este móvil aparece con el nombre Nokia RM-1106 y en vez de con el nombre de Microsoft. Además, aunque tiene muchos puntos en común con el Talkman que conocíamos como su pantalla de 5,2 pulgadas o el procesador de seis núcleos, también tiene diferencias como una resolución que se queda en el más que suficiente Full HD, por lo que como siempre mejor que no demos nada por sentado de momento.
Este supuesto nuevo Lumia por lo tanto viene equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon de seis núcleos que quizá sea el mismo 808 que nuevo LG G4, una GPU Adreno 430, 1,5 GB de memoria RAM que quizá sean en realidad dos y 27 GB de almacenamiento interno libres, lo que quiere decir que en total serán 32. El dispositivo también equipará una cámara trasera de 17 megapíxeles y otra delantera de 4,8.

¿Y cómo luciría este nuevo Lumia? Pues Steve Hemmerstoffer, un popular filtrador de Twitter que también responde al nombre de OnLeaks, ha compartido en la red social el panel delantero de un prototipo Proto Nokia, nombre que bien podría hacer referencia al mismo móvil que GFXBenchmark, y este muestra una pantalla que se curva en los bordes como el Galaxy S6 Edge.
¿Entonces, un nuevo Lumia con la potencia de un LG G4, la pantalla de un Galaxy S6 Edge, y con los beneficios que vaya a traer consigo el nuevo Windows 10? Mejor que no nos fiemos todavía de estos primeros rumores y posibles filtraciones, pero esas parecen ser las primeras piezas que van apareciéndonos sobre la mesa. Habrá que esperar un par de meses para ver en qué acaba todo.

Fuente:

http://www.xatakawindows.com/moviles/procesador-hexacore-y-pantalla-curva-asi-podria-ser-el-proximo-lumia-de-gama-alta

El proyecto de “Internet gratuito” de Facebook llegaría en junio a México

Reportes apuntan a que Internet.org llegará a México el 4 de junio, aunque un portavoz de Facebook niega que haya una fecha definitiva.

Era cuestión de tiempo. Desde que el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con Mark Zuckerberg en septiembre de 2014, se sabía del acuerdo para que Internet.org llegase a México, pero sin una fecha definida. Ahora, una columna del periodista José L. Leyva en El Economista ha puesto el 4 de junio como día de arranque del proyecto de “Internet gratuito” de Facebook en suelo mexicano.

Uno de los motivos que habían retrasado la llegada de la iniciativa de “Internet gratuito” era la falta de acuerdos con las operadoras telefónicas. De acuerdo con Leyva, Facebook ha concretado una alianza con Telcel, del magnate Carlos Slim, para implementar el programa. El periodista también menciona que Internet.org dará acceso en México a “portales de emprendedurismo femenil, desarrollo social, salud y herramientas para encontrar empleo, entre algunos otros.”

Aunque diversos medios dan por bueno el 4 de junio como fecha de inicio, posteriormente un vocero de Facebook aclaró que no existe un día establecido para el lanzamiento. No obstante, confirmó que la red social sí está trabajando con operadores, gobierno y desarrolladores para llevar Internet.org al país.

¿Fue la reunión en la Cumbre de las Américas un catalizador para la entrada de Internet.org a México? Quién sabe. No queda aún claro en qué términos trabajará Facebook con Telcel o qué apoyos recibirá por parte del gobierno –por ejemplo, si estará involucrado con el proyecto México Conectado–.

México se convertiría en el cuarto país en América Latina en formar parte de Internet.org, detrás de Colombia, Guatemala y Panamá. El arranque del proyecto se daría en un contexto adverso para Facebook en la región, donde sus planes para entrar a Brasil han sido severamente cuestionados; además de haber recibido recientemente una carta abierta de 60 organizaciones globales oponiéndose a Internet.org por poner en riesgo la neutralidad de la red y atentar contra la privacidad y libertad de expresión.

Fuente:

https://www.fayerwayer.com/2015/05/el-proyecto-de-internet-gratuito-de-facebook-llegara-a-mexico/

De la electrónica a la fotónica

A pesar de que el mundo de la ciencia ficción nos ha presentado un escenario lejano en el que nuestros ordenadores y todo tipo de dispositivos que utilizamos a diario funcionan a la velocidad de la luz, lo cierto es que el futuro de la informática -y no precisamente uno muy distante- pasa por decirle adiós a la electrónica tal y como la conocemos y darle la bienvenida a la fotónica.

La fotónica parte de una base tan sencilla como innovadora: cambiar los electrones por los fotones. Nuestros dispositivos deben pasar de utilizar señales eléctricas a que sus microprocesadores funcionen con luz. Esto que a priori podría parecernos un simple cambio, representa toda una revolución tecnológica que cambiará la forma en la que hacemos uso de la tecnología a todos los niveles. El cambio de los electrones a los fotones permitirá que ordenadores, tabletas, móviles… puedan funcionar millones de veces más rápido que actualmente ya que se mejorarían las velocidades de cálculo y del transporte de datos. Y es que los fotones pueden transmitir, manipular y almacenar información de una forma mucho más eficiente que los electrones.

Pero, ¿cómo avanzar en este cambio? Ha llovido mucho desde que en 1948 fuera inventado el primer transistor. Antes de que modifiquemos por completo toda la tecnología a nuestro alrededor y utilicemos directamente chips fotónicos de silicio, necesitamos adaptar los dispositivos actuales para que encajen con la transmisión de la información a través de la luz. Como se suele decir, para no empezar la casa por el tejado y hacer esta tecnología más asumible para la sociedad en general. En ese paso, un equipo de ingenieros de la Universidad estadounidense de Utah ha dado un salto de gigante con la construcción de un microdivisor de haz encargado de separar las ondas de luz en dos canales distintos de información. Ese divisor ultracompacto se coloca adherido a la parte superior de un chip de silicio, permitiendo que la luz se divida en esos dos elementos.

El tamaño de ese divisor equivale a una quinta parte del grosor de un cabello humano, por lo que podrían integrarse sin obstáculo alguno millones de divisores de haz de luz en un mismo chip. Los fotones de luz trasladarían los datos a través de internet por las redes de fibra óptica y este pequeño dispositivo obraría el milagro de la conversión en nuestros aparatos tecnológicos. No solo obtendríamos unos dispositivos que funcionarían a la velocidad de la luz gracias a los sistemas de comunicación por fibra óptica, sino que también se alargaría la vida de todos ellos ya que consumirían muchísima menos energía y, por ende, la batería nos duraría infinitamente más que en la actualidad; una queja que ya está siendo de lo más abundante y llamativa en nuestros días.

¿Para cuándo tendremos a mano esta tecnología? En un año en el que se cumple el 50 aniversario de la Ley de Moore y en el que celebramos el Año Internacional de la Luz, la fotónica parece guiñarle un ojo a una predicción -ya que en su sentido literal no es realmente una ley- que ha seguido estando vigente aún cincuenta años después. Si la fotónica sigue su curso, podríamos estar hablando de un derrocamiento en toda regla.

Desde hace años existen empresas (como IBM o Intel) volcadas en este futuro mercado que promete un rendimiento espectacular y sin precedentes. La compañía Optalysys es una de ellas. Su objetivo es presentar muy pronto un prototipo de ordenador a exaescala, esto es, una máquina capaz de alcanzar el Exaflops, o lo que es lo mismo, funcionar 50 veces más rápido que el superordenador Tianhe-2, (desarrollado por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa de China y la empresa china Inspur con un coste de alrededor de 228 millones de euros) y que ostenta el récord de ser el más rápido del mundo.

A todas luces parece una cifra exagerada, pero los avances actuales y la rotura de los límites tecnológicos nos hacen plantearnos la posibilidad de que un superordenador alcance el exaflop, quién sabe si de aquí a 2020.

¿Cuáles serían las características más destacadas de este próximo ordenador? Ante todo seguimos hablando de un consumo muy reducido de energía. Si tuviésemos que comparar el gasto energético de un superordenador como Tianhe-2 con un rendimiento de 33,86 petaflops al del ordenador de Optalysys, el resultado sería el siguiente: Tianhe-2 consume unos 19 millones de euros al año y el recién llegado apenas alcanzaría los 3.200 euros al año. Las cifras hablan por sí mismas.

Si solo habláramos de consumo energético aún podríamos pensar en la utilidad real de este avance. Pero aún hay más. Su rendimiento solo puede calificarse de espectacular. Para que nos hagamos una idea, podemos imaginarnos cientos de procesadores funcionando simultáneamente y a la velocidad de la luz. Rápido, ¿verdad?

Aunque aún nos quedan algunos años para caminar en la senda de la fotónica, ya podemos ir soñando con un futuro más rápido, marcado por una velocidad y un poder mayores en las máquinas, ya sean vehículos autónomos, satélites, superordenadores… y más a pie de calle, con una revolución en nuestros dispositivos personales, así como, por ejemplo, en la capacidad de un mercado que no para de evolucionar, como el del streaming de videojuegos o de los contenidos audiovisuales online en general

Fuente:

http://www.muyinteresante.es/innovacion/tecno/articulo/de-la-electronica-a-la-fotonica-951432896814

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Al teléfono perfecto se llega por más de un camino. O se intenta, en cualquier caso. El que LG ha escogido este año con el G4, su terminal insignia, es uno lleno de aciertos y renuncia al compromiso. Un Android de vieja escuela en pleno 2015. Con arrojo. Potente y poderoso por un lado, conservador y tímido por el otro. ¿Suficiente?

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Es el nuevo teléfono de gama alta de LG. Tiene una pantalla de 5,5 pulgadas, con una densidad de 538 píxeles por pulgada, un procesador Snapdragon 808, 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento ampliable por microSD hasta 2 TB, una cámara de 16 megapíxeles trasera y una frontal de 8. La batería es de 3000 mAh.

Por qué importa

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Es el mejor teléfono de LG que puedes comprar ahora mismo. Su perla en la corona, su obra maestra. Es también el teléfono que ha de batirse en duelo contra el resto de terminales de la competencia: el Galaxy S6, el iPhone y el HTC One M9.

Pero sobre todo: importa porque mientras que esa competencia ha ido desviándose cada vez más hacia un patrón muy concreto (batería no intercambiable, materiales premium, formato de pantallas más alargados) el LG G4 permanece como un viejo exponente de lo que hasta hace nada era la inmensa mayoría en Android: batería intercambiable, construcción en plástico y una pantalla ancha, abrumadora y llena de los mejores píxeles que el dinero puede comprar. El Android clásico, mejorado y pulido hasta el extremo.

Diseño y materiales

El LG G4 ha cogido la mayoría de señas de identidad de sus hermanos pequeños, el G2 y el G3. Si te cautivaron aquellos, hay un alto número de probabilidades de que ocurra lo mismo con el G4. El G4 es un teléfono grande, no grande como un phablet, en el sentido descomunal de la palabra, no en el sentido de “yo usaba vaqueros ajustados pero ahora tengo un G4”. Pero grande.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Y aunque eso tiene sus obvios inconvenientes, LG ha conseguido transformarlo sobre todo en una ventaja: se siente increíble cuando lo sujetas en la mano. Es comodísimo. Sólido. El hecho de que los botones no estén en el lateral sino en la parte posterior, algo que ya es marca de la casa con los LG G, acentúa esa sensación.

Además, está ligeramente curvado, pero sólo ligeramente. Tan poco de hecho que, una vez lo tuve en las manos, había olvidado que existía y no me di cuenta hasta unos días más tarde. No es la curva de un LG Flex 2, en definitiva. Se nota, supongo, y está ahí como sutil detalle extra pero no define demasiado lo que significa usar el G4 en la rutina.

En cuanto a materiales, la parte frontal es siempre la misma pero la trasera, intercambiable, puede variar desde acabados en cuero de varios colores (Burdeos, Camel, Marrón, Negro, Amarillo, Azul) y tres en plástico: Blanco, Negro grisáceo, Dorado (un momento, esa combinación me suena). Ninguna acaba de convencer del todo.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Con las de plástico, el problema de siempre: hacen que un teléfono de 600 dólares parezca que valga la mitad. Y con el iPhone 6, el Galaxy S6 y el One M9 utilizando metal y cristal en sus respectivas carcasas el problema se agrava. El G4 no es mucho peor que esos teléfonos, pero lo parece. Con las de cuero es lo contrario. Se supone que deben hacer parecer al teléfono máspremium, más elegante y sofisticado. Y bueno, lo consiguen en parte, pero la calidad de los materiales es tan pobre que la sensación es más la de un burdo intento que la de un resultado real y tangible.

El LG G4 es cómodo pero no especialmente bonito. Es un intercambio bastante simple, realmente. Como esos pantalones de deporte horrorosos que por su comodidad compensan lo demás. Para algunos, será suficiente, para otros, complicado de justificar.

Usándolo

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Pero como particular patito feo, el cisne en su interior comienza a asomarse en el momento en el que encendemos la pantalla. Es gloriosa. Pensaba que no iba a ver mejor pantalla que la del S6 Edge hasta dentro de unos meses, pero me equivocaba. Es una cuestión de preferencias, realmente, porque las diferencias son mínimas, pero en general estoy más cómodo con la del G4.

Además, el formato de la pantalla es más ancho. Eso se une a la comodidad que mencionaba para tareas como navegar por internet o incluso leer un libro en Kindle. De nuevo, un intercambio: el formato más cuadrado hace que el teléfono sea más… burdo, tosco, pero por otro lado mejora la experiencia de usuario.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

De esa experiencia de usuario es responsable, en parte, el Snapdragon 808 y los 3 GB de RAM que monta bajo el capó. Dan como resultado, en la práctica, un teléfono que funciona de manera fluida. Quizá de manera no tan fluida como el iPhone o el Galaxy S6 (cuando no está tragando de RAM, eso sí) pero fluida. Lo fluido que debería ir un gama alta. A veces coge un poco de hipo aquí y allá pero nada relevante.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Parte de ese engorro con los bloqueos y desbloqueo de la pantalla nace también del hecho de que el G4 no incorpora un sensor de huellas dactilares. En mi opinión, es un error. Acostumbrado a las dulces mieles del iPhone y del S6, volver al tradicional patrón de desbloqueo o incluso al Knock Code de LG se siente arcaico y desfasado. (¿Así es como desbloqueábamos los teléfonos en… 2012? Oh dios, no puedo creerlo).

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Knock Code por cierto y para quien no lo conozca, permite desbloquear el teléfono dando una serie de toques en patrón sobre ciertas partes de la pantalla. Ingenioso, útil en cierta medida, pero también engorroso.

El G4 tampoco tiene carga inalámbrica. Esto es algo mucho menos generalizado y que, por el momento, es reducto del S6, pero también supone una ausencia notable. La carga inalámbrica es un buen invento. No es un revolucionario, pero es buen invento. La velocidad de carga me sigue pareciendo baja pero la comodidad que supone dejar el teléfono sin más a cargar sobre la base lo compensa. Con el G4 me he encontrado más de una vez haciendo lo mismo y dejándolo sin pensar sobre la base inalámbrica. Nope.

La capa de Android que LG ha pintado sobre la ROM nativa tiene algunos detalles interesantes. La apariencia no es fea, pero tampoco es un regalo a los ojos. Mediocre. Por suerte, puede personalizarse cada icono de manera individual (aparte de los packs que podamos descargar desde Google Play). Incorpora un widget por defecto llamado Smart Notice que muestra información meteorológica y, supuestamente, algunos detalles extra. Por ejemplo, teóricamente nos avisa de recordatorios para devolver llamadas perdidas, de aplicaciones que usan mucha batería, nos sugiere nuevos contactos y nos recuerda cumpleaños. A mí no me ha saltado ni una sola vez ¯\_(ツ)_/¯ es un widget del tiempo glorificado.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Pero eso son detalles, cuando el resto de características se alinean, la realidad es que usar el LG G4 es un auténtica gozada. Y lo digo en serio, usar el G4 provoca una sensación genuina de satisfacción. De tener a una bestia parda entre las manos ronroneante y lista para ejecutar cualquier cosa que le pidamos. El teléfono se siente bien en la mano, que ya es un plus inmenso para empezar, la pantalla es ancha y cómoda de manejar y el procesador se encarga de que todo responda al instante. Lo que se supone que debe hacer un smartphone, al extremo.

Cámara

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Una de esas consecuencias curiosas del torbellino furioso de la tecnología y la innovación. Hace apenas un mes, levantamos, cual Mike Tyson, vencedor al Galaxy S6 como la mejor cámara que podías tener en un smartphone. Ya no más. El LG G4 ha venido para arrebatarle el título. No es mejor en todo, pero globalmente, a nivel de usabilidad, calidad final y funcionalidades sí.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

En el lado práctico, nada de eso importa mucho. Lo más notorio de la cámara del G4 es que hace fotos estupendas en casi cualquier situación. El software de procesado de imagen hace alguna tontería aquí y allá pero el 99% funciona de manera impecable.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Hay otro detalle genial, un simple botón permite alternar entre 3 interfaces distintas de manera muy simple. El primero no muestra ni un solo botón, toca la pantalla, dispara y listo. El segundo es el “básico”, el normal, tiene opciones para hacer una foto, un vídeo, ver la galería, quitar el flash etc, el que incluye la mayoría de móviles, en definitiva. Y el último da acceso bruto a todas las funciones avanzadas de la cámara, desde la velocidad de obturación, la exposición, el autofocus y la ISO. Es genial porque escala, de manera muy simple, la funcionalidad para cada tipo de usuario.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Todo lo que tiene de bueno la cámara trasera, la frontal lo tiene de mediocre. No es mala, es mediocre. El color de la piel normalmente no se representa de manera muy fiel y la calidad final de la foto es muy mejorable.

Ah, y puedes hacer fotos diciendo palabras como “Whisky”, “Kimchi” o “LG”. También puedes hacerte selfies si cierras el puño delante de la cámara como si fueses un Commando. En mi opinión, te harán pasar más vergüenzas que alegrías si lo usas en público pero bueno, ahí están.

Es uno de los smartphones más cómodos que he probado nunca. La mayoría de las virtudes del G4 derivan de ese hecho. La pantalla es el otro gran motivo, y entre ambos froman un combo prácticamente infalible. Usarlo, navegar, ver fotos o cualquier tarea diaria en él supone un placer continuo.

La duración de la batería permite llegar, con algo de holgura, al día y medio o a los dos días. Este debería ser el estándar para cualquier smartphone de gama alta. Y el G4 lo cumple.

La mejor cámara móvil.

No es exclusivo del G4, pero Smart Lock, la funcionalidad de Lollipop que quita el bloqueo de seguridad cuando estamos en casa, se ha convertido rápidamente en una de mis favoritas.

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

No nos gusta

Los acabados. No consiguen convencer ni en un caso ni en otro. Es curioso y una lástima al mismo tiempo porque lo único que le falta al G4 para ser prácticamente perfecto es eso, un buen diseño y unos buenos acabados.

LG apuesta por las baterías intercambiables y las traseras extraíbles. Eso abre un debate polarizado y en el que, simplemente, nadie acaba de tener razón. Los usuarios hardcore de Android lo preferirán porque permite cambiar la batería. Otros, y me incluyo, lo vemos como una manera de renunciar a un diseño y a unos acabados mejores.

La interfaz necesita mejorar.

No tiene sensor de huellas dactilares. Tampoco tiene carga inalámbrica ni resistencia al agua.

¿Me lo compro?

LG G4, análisis: el Android más auténtico no es para todos los públicos

Sí. El G4 es un gran teléfono. En ese sí se encierra, con todo, una mirada preocupada a la competencia. La cámara del S6 es también increíble, por ejemplo, la pantalla también y además tiene unos acabados mejores y algún extra como sensor de huellas dactilares. Lo mismo ocurre con el iPhone.

El G4 es puro Android, sin compromisos. El tipo de teléfono pensados que aprecian mucho más lo que pueden hacer con el teléfono, sin más, a cómo lo hacen. El tipo de usuario que sacrifica sin miedos un diseño más brusco, más burdo, a favor de más batería y una tarjeta SD. La potencia bestia de un todoterreno frente a las florituras de un descapotable.

Fuente :

http://es.gizmodo.com/lg-g4-analisis-el-android-mas-autentico-no-es-para-to-1707642616?utm_campaign=Gizmodo_twitter_sf_es&utm_source=gizmodo_twitter_es&utm_medium=socialflow

Apple lanza un remedio contra ‘la criptonita’ de iPhone

iphone-410311_640

Las alarmas saltaron esta semana: un nuevo ataque dirigido contra iPhone circulaba de teléfono en teléfono. Con él, la aplicación de mensajería de los dispositivos “infectados” queda bloqueada, obligando en muchos casos a reiniciar el smartphone. Los expertos aseguran que no es peligroso y que los datos personales de los usuarios no pueden verse comprometidos, pero sí resulta muy molesto.

Quizá lo más llamativo haya sido la vía de contagio de esta especie de gripe de iPhone: un mensaje de texto o SMS con una combinación específica de caracteres alfanuméricos en inglés y árabe. Así de sencillo. Según relataba un artículo en The Guardian, cuando la notificación de recepción de este mensaje aparece en la pantalla de un iPhone bloqueado, iOS intenta abreviar el texto con una elipsis que, al no estar escrita en alfabeto latino, interrumpe el funcionamiento normal del sistema, reiniciándolo de forma automática. Además, tras recibir el mensaje, muchos afectados constataron que su teléfono dejó de permitirles acceder a su historial de mensajes.

Dicen que este mensaje, que aprovecha una vulnerabilidad de los teléfonos de Apple, ha sido utilizado más como broma que como atque, pero durante estos días plataformas como Reddit y Twitter han recibido los mensajes de muchos usuarios de iPhone desesperados, en busca de una solución.

Las opciones propuestas han sido bastantes. Como medida de prevención, algunos han hablado de desactivar las notificaciones de su iPhone, mientras que otros aseguraban que, si se envía una foto a la misma persona que mandó el mensaje que provoca el bug, se podrá acceder a la conversación y borrarla por completo, recuperando, así, el funcionamiento normal del iPhone.

Ahora Apple ha puesto una solución oficial al problema. Como publica The Verge, la compañía de Cupertino informa en su página oficial de ayuda decuáles son los pasos que deben seguir los afectados por el bug para restablecer la normalidad en sus teléfonos. Tras pedir a Siri, el asistente personal de iPhone, “leer los mensajes no leídos” y acceder al que provoca el fallo, hay que solicitarle que responda. Entonces, dicen desde Apple, se podrán abrir los mensajes de nuevo, y acceder a la opción de borrar la conversación entera. La firma de la manzana ha explicado que se encuentra trabajando en una actualización de su app de mensajería que evite que la recepción de este SMS siga provocando el colapso de iPhone.

Fuente :

http://www.ticbeat.com/seguridad/apple-lanza-remedio-contra-la-criptonita-de-iphone/

EE. UU. intentó atacar sin éxito a Corea del Norte con una variante de Stuxnet

El ataque ocurrió hace cinco años atrás, y la idea era afectar el plan de armas nucleares de Corea del Norte.

Acorde a un reportaje de Reuters, el gobierno de Estados Unidos intentó sin éxito hace unos cinco años atrás atacar a los computadores del programa de armas nucleares de Corea del Nortecon una variante del peligroso virus Stuxnet, responsable de retrasar muchos años el programa nuclear de Irán al destruir más de mil máquinas centrífugas para enriquecer uranio.

La operación habría comenzado a la par con el famoso ataque al programa nuclear iraní en 2009 y 2010. Sin embargo, el ataque a Corea del Norte no tuvo éxito porque los hackers norteamericanos no lograron acceder a los principales computadores del programa de armas nucleares de Pionyang.

Tres fuentes anónimas de agentes de inteligencia estadounidenses confirmaron a Reuters por separado de este ataque. Por su parte, una vocera de la NSA no quiso realizar comentarios.

La variante de Stuxnet estaba configurada para activarse sólo cuando encuentre que el lenguaje de la configuración de un computador infectado estuviese en coreano, pero estiman que el ataque fracasó debido al férreo control que tiene el gobierno de Corea del Nortesobre el acceso a Internet en el país.

Fuente :

https://www.fayerwayer.com/2015/05/ee-uu-intento-atacar-sin-exito-a-corea-del-norte-con-una-variante-de-stuxnet/